Vestido y Sandalias: Zara,  Bolso: Gucci,  Gafas: Michael Kors
Pendientes: Dorado Vintage

Chaleco: Zara,  Sandalias: Oysho,  Canotier: Stradivarius
Bolso: Gucci,  Twilly: Hérmes,  Pendientes y Gafas: Dorado Vintage

Chaqueta, Camisa y Zapatos: Zara,  Jeans: Calzedonia
Bolso: Prada,  Gafas: Michael Kors,  Pendientes: Dorado Vintage

Chaqueta, Botines, Jeans y Camisa: Zara,  Bolso: Givenchy
Gafas y Pendientes: Dorado Vintage


Peto: Zara,  Camisa, Pendientes y Anillos: Dorado Vintage
Bolso: Saint Laurent,  Zapatillas: Adidas,  Borra: Pull&Bear 

Chaqueta de cuero y Pantalón: Zara,  Camisa: El Corte Inglés
Bolso: Givenchy,  Gafas: Céline
Aros: Dorado Vintage 

Oniria es el sueño de Julia, una novia que fantasea con el día de su boda y se sumerge en un sueño tan nítido que parece real… Un sueño al que las wedding planner extremeñas Las Catalinas dan vida a través de este styled shoot de inspiración nupcial, en un recorrido imaginario que empieza con los preparativos de la novia, para llevarla hasta los distintos –posibles– escenarios del día de su boda. Un viaje onírico que nosotros hacemos a través de cada una de las fotografías y cada uno de los detalles de esta producción.
Un antiguo convento del siglo XVI ubicado en Badajoz, restaurado y reconvertido en la actualidad en un restaurante japonés, y en donde aún hoy se aprecian las paredes de yeso y las piedras con las que se construyeron los arcos de su claustro, sirve de escenario para esta bella durmiente contemporánea. Una novia de toque bohemio y melancólico, vestida con los tejidos ligeros y pizcas de color de Alicia Rueda y espectacular corona de clara inspiración orgánica obra de Nicté Tocados.
En la representación del imaginario de Julia, la novia, ningún detalle se deja al azar proponiendo ideas maravillosas como el altar de hiedras formando una luna menguante, precedidos por decenas de velas señalando el camino hacia la ceremonia. La decoración floral cobra un papel especial en este wedding inspiration, de la que nos confiesan sus organizadoras: “Nos dejamos llevar por la tendencia de los ramos de novia y centros de mesa de gran tamaño y desestructurados, con más peso en un lado que en otro”.
“Una conjugación armoniosa de los elementos que no sabemos si existen en realidad o si simplemente son fruto de un dulce sueño”, y en donde la paleta de colores ha tenido gran importancia para crear esa “atmósfera de paz, melancolía y delicadeza” que Las Catalinas y todo el equipo buscaban trasmitir. Tonos neutros que van del gris al beige, resaltada por puntuales tonos azul noche o suave morado.


DIRECCIÓN CREATIVA Y DECORACIÓN



FOTOGRAFÍA
VESTIDO NOVIA
TOCADO NOVIA
FLORES
REPOSTERÍA CREATIVA



PAPELERÍA Y CALIGRAFÍA
PELUQUERÍA
MAQUILLAJE
COMPLEMENTO JOYAS